Perjuicios para la salud del aceite de coco

El Aceite de coco; un alimento más perjudicial que la mantequilla

Lee este articulo en 3 minuto(s) o menos

Desde hace unos años ha crecido la necesidad de la sociedad por saber lo que ingerimos. Cada vez son más comunes las dietas libres de animales, de grasas o de carbohidratos. Actrices, modelos y gurús del fitness salen a la palestra para aconsejarnos sobre los beneficios o perjuicios de algunos alimentos u otros. Pero como en todo, a veces se cometen errores y lo que creíamos bueno para nuestra dieta y organismo resulta no serlo; es el caso del aceite de coco.

La Asociación Americana del Corazón advierte de los perjudicial del aceite de coco

Hace unos meses se abrió una guerra en contra del aceite de palma y lo dañino que era para el organismo. Tanto es así, que supermecados que abogan por los alimentos ecológicos decidieron eliminar todos los productos que contuviesen este ingrediente, ¿pero es el aceite de palma el único aceite perjudicial? No. Según un estudio reciente publicado por la Asociación Americana del Corazón de EEUU, el aceite de coco es tan poco saludable como la mantequilla. Este está lleno de grasas saturadas que pueden elevar el colesterol “malo” (LDL) de nuestro organismo.

Según la AHA, el 82% de la grasa en el aceite de coco está saturada. Un porcentaje mayor que el de la mantequilla, 63%, y el de la manteca de cerdo, 39%. Unos índices que son poco saludables y pueden afectar a nuestro colesterol y por tanto, a nuestra salud cardiovascular.

El 82% de la grasa del aceite de coco es grasa saturada Clic para tuitear

A pesar de estos estudios los expertos destacan que la grasa sigue siendo una parte esencial de una dieta saludable y equilibrada. Es una fuente de ácidos grasos esenciales que ayuda al cuerpo a absorber vitaminas como A, D y E.

Aconsejan que no se trata sólo de reducir la grasa, sino de reducir los tipos específicos de grasa sustituyendo las grasas saturadas como la del aceite de coco por grasas no saturadas; aceite de oliva en vez de mantequilla. Aguacates, pescados grasos y nueces y semillas.

La AHA pone como ejemplo las virtudes de la dieta mediterránea tradicional, ya que tiene beneficios para una serie de factores de riesgo en enfermedades del corazón. Las bondades de los productos mediterráneos favorecen un estilo de vida saludable.

Leave a Comment