Seleccionar página

Ingredientes:

  • 3 tazas de agua (750 mililitros)
  • 1 taza de avellanas crudas y sin sal (150 gramos)
  • 4 dátiles
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar o de algarroba en polvo

Preparación:

  1. La noche anterior pon las avellanas en remojo en un recipiente con agua. Este paso es opcional, aunque si  puedes te recomiendo que lo hagas.
  2. Al día siguiente cuela las avellanas y lávalas con un poco de agua.
  3. En un robot de cocina o batidora añadimos las avellanas y el agua y batimos durante 1 ó 2 minutos.
  4. Colamos la leche de avellanas con una gasa, tela o con un colador muy fino para separar el líquido de los restos de almendras.
  5. Echa la leche en una batidora con el cacao y los dátiles y vuelve a batir.
  6. Guarda la leche en un recipiente hermético o botella de vidrio en la nevera durante 3 ó 4 días.