Seleccionar página

Ingredientes (2 raciones):

  • 150g de espaguetis
  • ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • 3 ramilletes de brócoli
  • ½ pimiento rojo
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 pechuga de pollo
  • salsa de soja “tamari” (al gusto)
  • 1 c/sopera de aceite de oliva

Preparación:

  1. Calienta una olla con agua y un poquito de sal. Cuando rompa a hervir, echa la pasta y deja que se cueza durante el tiempo que se especifique en el paquete.
  2. Mientras, lava el brócoli, separa la parte externa y ponla también a hervir hasta que adquiera un color verde brillante (puedes hacerlo en la misma olla de la pasta, en una olla aparte o en el microondas con la vaporera para acortar tiempo).
  3. Mientras tanto, utiliza una sartén amplia (o un wok, si lo tienes) para ir salteando la cebolla, cortada en tiras. Corta y lava el resto de ingredientes: la zanahoria en rodajas, el pimiento rojo en tiras y el calabacín en medias lunas delgadas. Ve añadiéndolos por orden de cocción: primero la zanahoria, después el pimiento, luego el brócoli y por último el calabacín. Ten en cuenta que, al ser una receta oriental, no conviene que las verduras se pochen demasiado, así que hazlas mejor con el fuego medio-alto.
  4. Añade el pollo cortado a dados o tiras y cocina a fuego medio.
  5. Cuando las verduras estén a tu gusto y el pollo bien cocinado, añade la salsa de soja (ojo, al ser tamari tendrás que poner menos cantidad) y déjalo un par de minutos más. Después, escurre la pasta y añádela a la sartén. Dale un par de vueltas a todo junto y sirve.

NOTA: Te quedará mucho más rica y completa si le añades frutos secos y unas semillas. En concreto, este plato está delicioso con semillas de sésamo y anacardos, pero puedes utilizar lo que tengas por casa.

Puedes variar o añadir verduras u hortalizas si quieres: unas setas o un poco de berenjena, sin ir más lejos, no le quedarían nada mal.

Si quieres, puedes añadirle un chorrito de leche vegetal a las verduras justo antes de mezclarlas con la pasta para que esté más jugosa.

Esta receta está deliciosa si, en lugar de utilizar pasta integral, utilizas fideos de arroz asiáticos en cualquiera de sus variedades.