Lee este articulo en 2 minuto(s) o menos

A la vuelta de la esquina tendremos nuestras esperadas fiestas, momentos de reuniones familiares y comida abundante. No son precisamente comidas relajadas (viajes, casa de los abuelos, etc) ni ligeras, ya que tradicionalmente van acompañadas de dulces y alcohol. Si no vigilamos un poco, puede que nuestro estómago nos arruine un poco tanta festividad, debido a la acidez estomacal. 

La acidez estomacal, es aquella sensación de ardor que sufrimos tanto en el pecho como en la garganta. Cuando ingerimos alimento mediante el esófago, éste se cierra cuando la comida ha llegado al estómago, sin embargo, a veces los ácidos del estómago regresan al esófago, lo que nos produce malestar. 

Puede ser ocasional debido a los excesos, aunque si persiste puede que sea por la enfermedad del Reflujo gástrico.

Hay factores que disminuyen éstos efectos, como los antiácidos (aunque no es recomendable un uso repetitivo), pero si buscas remedios naturales para aliviar la acidez, aquí te explicamos unas cuántas.

  • Masticar chicle: la saliva de más que produces cuando masticas actúa de protector ya que recubre el esófago.
  • Plátanos: su alto contenido en fibra favorece la digestión, mejor si lo ingieres entre horas.
  • Infusiones: como manzanilla o cola de caballo, relajan el estómago.
  • Espera 3 horas después de comer para acostarte hasta que tu cuerpo haya dejado de hacer la digestión.
  • No vistas con ropa ajustada.
  • Come en pequeñas cantidades.
  • Bajar de peso, si es necesario.

Existen muchos factores que por el contrario provocan acidez, como ingerir mucho alcohol, fumar, o incluso tu posición al dormir. En definitiva hay que hacer un cambio de hábitos en nuestra forma de comer y, en general de vida.

A continuación, os mostramos una tabla donde podéis ver alimentos recomendados y a evitar:

captura-de-pantalla-2016-11-25-a-las-14-36-53

Fuente de la tabla: Link